[fusion_builder_container type=»flex» hundred_percent=»no» equal_height_columns=»no» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» parallax_speed=»0.3″ video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» border_style=»solid»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ type=»1_1″ layout=»1_1″ background_position=»left top» border_style=»solid» border_position=»all» spacing=»yes» background_repeat=»no-repeat» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» center_content=»no» last=»true» hover_type=»none» background_blend_mode=»overlay» first=»true» min_height=»» link=»»][fusion_text]

¿Lo más importante es realizar un ejercicio aeróbico para bajar la grasa?

Se debe realizar de manera moderada el ejercicio de cardio, pero lo más importante es saber si tienes un metabolismo activo o lento.

Metabolismo lento:

La persona con metabolismo lento necesita ejercicio aeróbico moderado para la pérdida de grasa y no de masa muscular, siendo el músculo en mayor medida lo que activa el metabolismo.

Lo más recomendable es andar ligero, no correr, ya que si corres tu cuerpo demanda energía de manera rápida y la obtiene en primer lugar del glucógeno (la energía acumulada en los músculos, sangre e hígado, de comidas anteriores al ejercicio). Una vez agotado este recurso de energía, entrará en modo de obtener energía de la masa muscular siendo muy difícil o casi imposible quemar materia grasa.

En el caso de andar de manera ligera, primero se quemará el glucógeno y en segundo lugar si mantienes el ritmo, el siguiente recurso energético será conseguir la energía de la grasa para realizar el ejercicio.

Metabolismo activo:

Un metabolismo activo perderá grasa haciendo ejercicio tanto moderado (andando ligero) como activo (trotando, corriendo, esprintando). ¿Pero cuándo perderá más grasa?

Según cómo de altas sean las pulsaciones durante el ejercicio de cardio perderá más o menos grasa teniendo en cuenta, coeficiente de trabajo (intensidad), pulsaciones en reposo, masa muscular, edad, alimentación, etc.

Cuanto más se acerquen las pulsaciones a una caminata ligera, primero quemarás como primera fuente de energía el glucógeno y acto seguido empezarás a oxidar grasa como recurso energético para el ejercicio aeróbico moderado.

Pero cuanto más se acerquen a una carrera intensa menos grasa quemarás porque primero el recurso energético es el glucógeno y en segundo lugar con un nivel intenso de aeróbico el cuerpo demanda energía de manera rápida y la manera de obtenerla es degradar el músculo como energía, así pues lo ideal sería una carrera moderada.

¿En ayunas quemo más grasa haciendo un ejercicio de cardio que a otra hora del día?

Metabolismo lento:

Sí, andando de manera rápida se quema más grasa debido a que tras una noche sin ingerir ningún alimento y los procesos básicos metabólicos (circulación, respiración, función cerebral…) han dejado los depósitos de glucógeno al mínimo, se consumen de manera rápida tras comenzar el ejercicio de cardio, y si se mantiene el ritmo, acto seguido, entra el proceso de oxidación de materia grasa como recurso energético para seguir realizando la caminata rápida. Así conseguimos rebajar la cantidad de materia grasa del cuerpo mejorando la forma, la condición física y la salud.

Metabolismo activo

Sí, en un ejercicio aeróbico ligero se quema más grasa debido a que tras una noche sin ingerir ningún alimento y los procesos básicos metabólicos (circulación, respiración, función cerebral…) han dejado los depósitos de glucógeno al mínimo, se consumen de manera inmediata tras comenzar el ejercicio y acto seguido se oxida grasa como recurso energético para el cardio moderado. Pero si el cardio es muy activo, se degrada tras consumir el glucógeno, una gran cantidad de masa muscular como recurso energético, todo lo contrario que necesitamos para mantener un metabolismo activo y obtener un mayor rendimiento en cada entrenamiento aeróbico para mejorar o mantener los niveles de grasa saludable y tener una condición física saludable.

Si se realiza deporte en ayunas tenemos siempre que desayunar de manera equilibrada, es necesario para recuperarlos niveles de energía normales para desempeñar las actividades cotidianas. Además debemos llevar una dieta saludable y equilibrada con todo tipo de alimentos nutritivos para mejorar la salud, comer cada 3 horas y beber 1’5 litros de agua al día.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]